Francisco Domínguez Servién, gobernador de Querétaro, manifestó que al igual que los mandatarios estatales de Acción Nacional (GOAN), desconocerá a Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), quien dijo, fue nombrada “ilegalmente” en el Senado de la República.

De acuerdo con el también presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), no se obedecerán ni recibirán las recomendaciones que emita la CNDH y sólo se acatará a la defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro; esta situación -pronosticó- generará una “crisis” en los derechos humanos a nivel federal, ya que renunciaron cinco consejeros de este organismo tras el nombramiento de Piedra Ibarra.

El mandatario estatal instó a los senadores a no aferrarse y a realizar un nuevo proceso, pues es la única forma en que los 10 gobernadores del PAN podrán reconocer a la titular de la CNDH.

Publicidad