Morena falló este jueves en convencer a los partidos políticos en la Cámara de Diputados de reducir su financiamiento público en 50 por ciento, por lo que las reformas propuestas para la Constitución en esta materia fueron ‘tumbadas’.

Luego de una tensa reunión entre los coordinadores parlamentarios en la Junta de Coordinación Política (Jucopo) se adelantó a El Financiero que el tema de las reformas al artículo 41 constitucional se bajará del orden del día del miércoles y de este jueves y se dejará para otro momento.

Existe un fuerte enojo de los partidos de oposición con Morena por la forma en que buscaron negociar la reforma constitucional.

La reducción de los recursos públicos a los partidos fue una de las promesas de campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero también de todos los demás partidos. Sin embargo, los legisladores no han encontrado la ‘fórmula’ para la nueva distribución de las prerrogativas que reciben del Instituto Nacional Electoral (INE).

En su paso por la Comisión de Puntos Constitucionales, en septiembre, el dictamen solo contaba con los votos a favor de Morena, aunque después los legisladores del PES también dieron su aprobación.

Aunque no expresaron sus posicionamientos, el PT y PVEM señalaron que estaban en contra de la propuesta de reforma, al reconocer que el recorte del financiamiento público los dejaría en una apretada situación financiera y en clara desventaja electoral frente a Morena, partido del cual son aliados.

Publicidad