Diputados buscarán eliminar el pase automático a la Fiscalía General de la República

La Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados anunció que, en los próximos días, a más tardar la siguiente semana, convocará a una reunión para retomar el tema del pase automático a la Fiscalía General de la República.

El presidente de esa instancia legislativa, el perredista Guadalupe Acosta, advirtió que el país no se puede quedar sin Fiscal General, cuya ausencia se suma a la del Fiscal Anticorrupción, que no ha sido nombrado por el Senado de la República; y al Fiscal Electoral, que fue cesado en semanas pasadas.

Esto abre la puerta, advirtió Acosta Naranjo, a que el Ejecutivo Federal imponga funcionarios “a modo”, lo que resta certeza jurídica al país y a las elecciones del 2018.

“Hay que quitar el pase automático, es un compromiso. La discusión ha estado un poco, en que hay organizaciones de la sociedad civil que han pedido el dictaminarlo de manera, con un parlamento abierto. El PRI no está dispuesto a dar ese paso, de ir a parlamento abierto. Nosotros intentaremos todavía convencer a la mayoría de hacerlo. Pero de no hacerlo, vamos a citar a la comisión para que se vote lo del pase automático, aunque sea esto, únicamente lo que se vote”, dijo.

“Porque a como están las cosas, si estos amigos se animan a quitar hasta el fiscal electoral, cuando ya inició la elección; en cualquier momento nos terminan poniendo al nuevo abogado del PRI de fiscal, pero con la mano en la cintura”, alertó.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) añadió que, a más tardar la siguiente semana, la Comisión convocará a sesionar y propondrá que no solo se elimine el pase automático, sino que se establezcan requisitos claros, en el texto de la ley, para evitar que el Fiscal General tenga lazos partidistas que le resten independencia y autonomía, como ha ocurrido con los últimos funcionarios en ese puesto.

“¿Qué otras cosas quisiéramos poner yo? Requisitos para que el nuevo fiscal, para que el nuevo fiscal no pertenezca a ningún partido político. Ni al PRI, ni al PRD ni al PAN ni a ninguno. Para que quien esté encargado de impartir justicia, no sea parte de un partido político, a los que se va a investigar y a los que se pudiera perseguir y castigar. Debe de ser apartidista. Y eso se puede poner ya en la Constitución, porque el PRI se opone a eso. O sea, no deberíamos oponernos nadie a que el fiscal sea apartidista”, insistió.

En cuanto a la falta del Fiscal Electoral, el legislador señaló que,si el Senado de la República no nombra cuanto antes al funcionario que se haga cargo de atender las quejas por delitos electorales, ese proceso no solo quedaría en entredicho, sino que podría ser impugnado por falta de certeza.

“Sería muy triste. Sería una irregularidad brutal. Incluso pudiera ser sujeto de un proceso de impugnación de cualquier candidato. Porque los candidatos participan bajo los principios constitucionales de la elección. Y uno de los principios es la certeza electoral. Y no hay certeza si no hay fiscal electoral. Entonces, tenemos que resolverlo, porque lo tenemos que resolver. Porque a todos y a la democracia le conviene tener a las instituciones electorales completas”, advirtió.

 

Carpin