En la Cámara de Diputados arrancó el debate en el Pleno, de la reforma constitucional que prevé recortar en 50 por ciento el financiamiento público a partidos políticos.

Al presentar el proyecto, la presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales, Miroslava Carrillo explicó que la propuesta es ajustar la fórmula de asignación de recursos a los partidos, para que el financiamiento público se reduzca a 50 por ciento.

La legisladora aseveró que el recorte no afecta la preponderancia del financiamiento público sobre el privado y tampoco la equidad en las contiendas electorales.

Es necesario adecuar las prerrogativas a los partidos, “no son tiempos de derroche” y es tiempo de que los entes políticos se sumen a las medidas de austeridad del Gobierno Federal.

La integrante de la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), señaló que en 2018, el financiamiento público a partidos fue de cuatro mil millones de pesos y para este 2019, el monto se acercó a los cinco mil millones de pesos, aunado a que el voto en México es uno de los más caros en Latinoamérica y el mundo.

Enfatizó que es necesario adecuar el monto de los recursos públicos destinados a partidos, con ello, se elevaría el nivel de confianza en dichas instituciones.

Añadió que aprobar la reforma en cuestión y de un uso racional de los recursos públicos, permitirá rescatar la confianza ciudadana.

Al pronunciarse en contra, la coordinadora del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Verónica Juárez, advirtió que los cambios propuestos son meramente propagandísticos, buscan debilitar el sistema de partidos, eliminar a la oposición y que el partido en el gobierno se perpetúe en el poder.

Publicidad