En la Cámara de Diputados, la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), estimó que si uno, dos o hasta tres de sus integrantes se van a la fracción parlamentaria del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), eso no es ninguna desbandada.

El vicecoordinador Jesús Zambrano aclaró que en la reunión del Consejo Nacional perredista, prevista para este fin o el fin de semana siguiente, no habrá “linchamiento” contra quienes se oponen al Frente Amplio Democrático (FAD).

Sin embargo, no se admitirá que con el “puñal del chantaje”, quieran imponer su rechazo a la conformación del FAD con el Partido Acción Nacional (PAN), otras fuerzas políticas y ciudadanas, porque su posición es claramente minoritaria y si acaso, agrupan al tres o cuatro por ciento de los consejeros.

“Nosotros no vamos a ir a linchar a nadie, vamos a ir a sacar acuerdos y vamos a demostrar que la gran mayoría de los consejeros nacionales del PRD está a favor de la construcción de un Frente Amplio Democrático y que los que se opone, que ahora hasta amenazan con irse si aprobamos eso, son una minoría”,

“Si son el tres o el cuatro por ciento de los consejeros nacionales, ahora si que quieren que las decisiones se tomen con el puñal del chantaje amenazándonos, de que ‘si aprueban ustedes eso, me voy’. ¡Pues es tu decisión, chato!”, respondió Zambrano a liderazgos perredistas como el ex presidente y gobernador de Michoacán, Leonel Godoy; o bien, el ex diputado y ex senador de la República, Pablo Gómez.

“Uno o dos o tres diputados de un grupo de 61 que conforman la bancada del PRD no es desbandada. Así lo han querido llamar, para dar la impresión de que el PRD ya está en proceso de extinción. Son sus deseos mezquinos, por cierto, porque se supone que están queriendo construir una opción que le sirva al país y están basando su estrategia en querer destruir”, acusó.

Cuestionado sobre las declaraciones del delegado en Cuauhtémoc y aspirante a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Ricardo Monreal, respecto a que aún es posible una alianza entre su partido, el PRD, el Partido del Trabajo (PT) y el Movimiento Ciudadano (MC) a nivel local, el ex presidente de San Lázaro calificó los dichos como “una vacilada”.

“¡Es una vacilada! Él dice: “Vamos juntos, súmense a Morena”. O sea ¿Súmense con los que ellos dicen “los buenos”? pero viniendo de alguien que no está ni siquiera facultado para hacer un llamamiento, para hacer una invitación cuando ya el jefe máximo, el que manda en Morena dijo: ‘Con el PRD ni a la esquina porque son parte de la mafia en el poder’. Entonces ¿qué seriedad puede tener un planteamiento?”, agregó.

 

Publicidad