Jair García

Xalapa.- Aunque aseguró que sería un honor servir a Veracruz, el senador Héctor Yunes Landa prefiere no hacerlo un año, ante una eventual anulación de la elección, y posteriormente tener que organizar una nueva elección pero solo por un año.

Por ello, dijo que habrá de esperar al 2018, y entonces sí se convertirá nuevamente en el candidato del PRI a la gubernatura, pero ahora un periodo de 6 años.

Desde ahora, garantizó que él será el candidato priísta a la gubernatura en 2018, cuando ni siquiera ha iniciado el periodo constitucional de este año y haciendo de lado la aspiración de otros compañeros de su partido como el otro senador, José Yunes Zorrilla.

Precisó que en este momento hay un gobernador y es Flavino Ríos y hay un gobernador electo del que está por confirmarse su situación, por lo que no ha terminado el proceso electoral.

El Senador opinó que es común que el Tribunal Electoral mueva sus fechas para sacar dictámenes, ha pasado muchas veces, el caso de Yunes Linares “no es un caso especial”, ello luego de que la semana pasada el Tribunal Federal iba a sacar el dictamen correspondiente a la elección.

En torno a la sesión del gabinete de seguridad este lunes en Coatzacoalcos, Yunes Landa expresó que tiene que ver con que acaba de salir Javier Duarte de la administración.

“Hay que dejarlo claro, con Duarte no iba a venir nadie, ya pasó esa etapa y nuevamente vienen los funcionarios federales a Veracruz. Hoy viene el Presidente nacional del PRI que tampoco había venido y que no iba a venir mientras estuviera Duarte, era un freno, era un obstáculo impresionante, no iba a haber recursos federales, más allá de los que estaban obligados por ley a enviar y eso creo que ahora cambiará”, consideró.

jlumx

Publicidad