El SARS-CoV-19, como el VIH, podría convertirse en un virus endémico en nuestras comunidades y nunca desaparecer, afirmó hoy el jefe del programa de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y alertó sobre la actual pandemia porque está destinada a durar mucho tiempo.

El nuevo coronavirus, causante de la enfermedad Covid-19, puede convertirse en un virus endémico y, por tanto, “no irse nunca”, remarcó Mike Ryan, de la OMS.

Cuando han pasado al menos cinco meses desde que el patógeno empezó a circular entre humanos -lo que se cree ocurrió en China- y muchos se preguntan cuándo darán resultados convincentes los esfuerzos internacionales para contenerlo, el alto responsable reconoció que el coronavirus puede quedarse, como tantos otros virus, como el del sarampión o el VIH.

Ryan igualmente dijo que es muy difícil proyectar cuánto tiempo circulará de la forma en que lo hace ahora, sobre todo porque los estudios que se están haciendo en varios países revelan que el porcentaje de la población infectada es relativamente bajo.

Ese porcentaje incluye a personas que no sabían que habían contraído el coronavirus porque fueron asintomáticas o los síntomas que presentaron fueron muy leves, pero que han producido anticuerpos porque en algún momento estuvieron infectados.

Asimismo, la esperanza de una vacuna rápida es todavía incierta y Ryan sostuvo que para que se convierta en una verdadera alternativa para eliminar el coronavirus debería ser altamente eficaz, estar disponible para todos los que la necesiten en todo el mundo y, en último lugar, ser utilizada masivamente.

Te puede interesar: Empresas comienzan a declararse en bancarrota debido a la pandemia de Covid-19

De todos modos, la alarma de la pandemia está destinada a durar mucho tiempo.

“Creo que es importante que seamos realistas y no me parece que nadie pueda predecir cuándo desaparecerá la enfermedad”, agregó Ryan. “Creo que no hay promesas en esto y no hay fechas”, insistió.

El funcionario de la OMS afirmó que había cierto control sobre la forma en la que las personas lidiaban con el virus, aunque se necesitaría un “esfuerzo enorme” aun si finalmente se conseguía una vacuna.

Se están desarrollando más de 100 vacunas potenciales, incluidas varias en ensayos clínicos, pero los expertos han subrayado las dificultades de encontrar inmunizaciones que sean efectivas contra los coronavirus.

Ryan apuntó que existen vacunas para enfermedades como el sarampión, que no se ha erradicado.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, agregó que “es problema de todos, y todos deberíamos contribuir a detener esta pandemia”.

Ryan indicó que se requería un “control muy significativo” del virus para reducir la evaluación del riesgo, que según él permaneció alto a “niveles nacional, regional y global”.

Publicidad