Diputados opositores presentarán hoy la acusación constitucional en contra del presidente chileno, Sebastián Piñera, por considerarlo “responsable de las brutales violaciones a los Derechos Humanos que han ocurrido en estos días en Chile”.

Mientras una multitudinaria convocatoria tuvo una nueva concentración en la Plaza Italia -rebautizada de la Dignidad- para expresar el descontento con el pacto político entre gobierno y oposición, pero, principalmente, por la falta de responsables en las violaciones a los derechos humanos cometidas en los 30 últimos días de protestas sociales.

Los jóvenes realizaron coloridas y alegres representaciones artísticas alrededor de la plaza, donde se enarbolaron banderas chilenas y mapuche, y la total ausencia de todo tipo de emblemas representativos de los partidos políticos. Aunque no tan masiva como las manifestaciones de las últimas cuatro semanas, igual fue importante la cantidad de gente que sigue en la calle demandando mayor participación, más igualdad y un mejoramiento de salarios, pensiones jubilatorias, salud y educación.

En tanto, hoy martes, los diputados de distintos partidos de oposición concretarán la anunciada acusación en contra del presidente Piñera, a quien responsabilizan de la violencia represiva de carabineros y de militares durante el estado de emergencia que ya se prolongó por casi 10 días.

Desde Revolución Democrática consideraron que el jefe de Estado “se ha escondido detrás de policías y militares para negar la democracia”.

Para que prospere la acusación -respaldada por parlamentarios del Frente Amplio, los partidos Socialista, Por la Democracia y Comunista- se necesita mayoría absoluta en la Cámara y 2/3 de los votos en el Senado para proceder a la destitución del mandatario.

El diputado Daniel Núñez (PC) argumentó que el mandatario “tomó las decisiones políticas que condujeron al accionar de las fuerzas militares, policiales y él tiene que responder por sus actos. Para ello vamos a ocupar un mecanismo legal constitucional, vamos a usar las armas de la democracia para que Sebastián Piñera asuma su responsabilidad política que él elude”.

La diputada también del partido comunista, Carmen Hertz, destacó el “apoyo transversal a este imperativo ético porque los diputados estamos obligados a usar las herramientas que la Constitución nos entrega para hacer efectiva las responsabilidades políticas”.

El diputado Jorge Brito (RD) enfatizó que “este es un documento que se ha trabajado hace bastante tiempo con los equipos de los parlamentarios y las bancadas patrocinantes”.

“A nosotros nos motiva un profundo compromiso de responsabilidad democrática, ese que el presidente Sebastián Piñera ha intentado eludir, no ha querido hacer su trabajo y se ha escondido detrás de policías y militares para negar la democracia”, resaltó.

La diputada Claudia Mix (Comunes) agregó que estuvieron “trabajando para sacar el mejor documento, robusto, que pudiese incorporar todos los antecedentes que día a día salen”.

“Estamos conformes y esperamos que podamos tener al Presidente dando las explicaciones y asumiendo las responsabilidades que le competen en las violaciones a los derechos humanos durante este mes que se ha cumplido de la movilización social”, completó.

En la historia política de Chile sólo tres presidentes han sido acusados constitucionalmente: Manuel Montt en 1868, que fue rechazada; el general Carlos Ibáñez del Campo en 1931, que fue aprobada, y Arturo Alessandri en 1939, cuya acusación ni siquiera fue admitida.

Publicidad