Nerviosismo y juegos perversos se notan en los diputados morenistas y en los funcionarios cuitlahuistas con eso de la reforma electoral. Y mucha preocupación en todos los partidos políticos y actores sociales de la oposición.

Con una reforma como la que ahora pretende el gobierno de Veracruz, supervisado desde el centro, en el tiempo opositor de AMLO, este no hubiera logrado el triunfo democrático que consiguió junto con sus gobernadores.

Imagine usted, la centralización de los consejos electorales, por un lado, y la falta o disminución de recursos financieros a su partido, por el otro. Andrés Manuel y su familia jamás hubieran contado con los recursos económicos y políticos, que le permitieron las ideas, estas sí, democratizadoras del veracruzano Jesús Reyes Heroles. 

La pandemia del coronavirus es un distractor para modificar leyes, presupuestos, cifras, y hasta para difundir, con los lisonjeros, las buenas calificaciones crediticias que ha alcanzado Veracruz, gracias a la honestidad, transparencia y pulcritud del gobierno cuitlahuista.

Por eso, mucha gente anda movida. Intuyen el mañoso pretexto de una epidemia y las necesidades de austeridad, para botar a la basura todos los avances democratizadores del país, y en este caso, de Veracruz.

Ayer, en una entrevista radiofónica, Javier Gómez Cazarín, diputado morenista, argumentó que la desaparición de los consejos municipales es para reducir la burocracia, y la disminución a las prerrogativas; es para que el dinero de los partidos “ya no llegue a los bolsillos de los políticos de siempre”. Con más cara que espalda, el diputado se atrevió a decir que ese dinero se podrá utilizar pa´lo que se ofrezca del coronavirus. Iluso y tramposo, como bebé grunón o niño malcriado en formación. 

Bueno, hasta el señor Cisneros, Eric, salió de su corral para “informar y corregir” al vocero de la arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo. El elevado y casi inalcanzable nivel académico del ilustre secretario de gobierno, le dio autoridad para aleccionar al presbítero: “Lo que se propone en el Congreso del Estado es una reforma para disminuir la burocracia electoral; lo que persigue es generar ahorros para atender la salud de las y los veracruzanos”. Impecable, excelso, jugada de tres bandas, del poderoso ministro del gobierno en Veracruz.

Te puede interesar: Suazo está desinformado; reforma es para reducir burocracia electoral: Cisneros

En un rato más, en el Congreso de Veracruz veremos los efectos reales de la reunión y posicionamiento opositor que tuvieron los dirigentes del PRI, PAN Y PRD para impedir los movimientos de los guindas diputados, de la ¿priísta? Erika Ayala y otros políticos que no saben ni para donde moverse.

El “desmoronavirus” político del 2021 tiene preocupados a los morenistas y a los pescadores, aprovechando el río revuelto.

Mucho se juega en Veracruz en estos días. Nadie puede quedarse dormido y alegar superficialidades.

Publicidad