Berenice Sandoval

Xalapa.- El investigador del Instituto de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ernesto Villanueva Villanueva, advirtió que las pensiones vitalicias de lo ex presidentes de México y gastos personales, cuestan a los mexicanos 300 millones de pesos anualmente.

Indicó que cada mes se pagan hasta 5 millones de pesos para cada uno de los 5 ex Presidentes con vida, lo cual corre a cuenta de los ciudadanos.

Al presentar el libro “Los parásitos del poder” en el Casino Xalapeño, precisó que como pensión cada uno recibe 204 mil pesos mensuales, pero a estos gastos se suman las percepciones de sus colaboradores, sus gastos personales, traslados, servicio médico, viajes, entre otros.

“Son todos los gastos directos e indirectos como la seguridad, protección, pago de asistentes, de seguros, predial, traslados, viáticos y en promedio hablamos de 5 millones de pesos por cada uno”.

También se costean los gastos para los miembros del Ejército Mexicano que están a su seguridad, como hoteles, comidas, traslados y quincenas.

Antes de la reforma del entonces presidente Felipe Calderón, sólo 73 militares podían estar al servicio de los ex mandatarios, pero con la reforma de 2012, se dejó abierto y sin restricciones el número de efectivos que pueden ser usados.

“Se señalan que puede haber más de 300 personas y es entendible porque lo ideal desde el punto de vista militar es que haya una formación de diamante, que son siete personas y debe haber 21 personas para los tres turnos cada día”.

La seguridad no se limita al ex mandatario, sino a su familia, a su esposa, hijos, padres y a los miembros que ellos elijan.

“Está en un acuerdo que carece de validez legal y se puede echar abajo con un amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación y mediante un litigio estratégico ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público por erogar recursos que no están en la ley”.

Publicidad