En Veracruz no habrá “ley pro aborto”, pues nuevamente el PAN aprovechó su mayoría para someterse a los intereses de la iglesia católica, y con ello declarar como improcedente el dictamen para la despenalización del aborto.

A pesar de que estaba previsto que dicho tema fueron incluido en la agenda de la sesión extraordinaria convocada para el próximo 28 de septiembre, los diputados de Acción Nacional han hecho todo para que ni siquiera sea tomado en cuenta el punto.

Cabe señalar que este viernes las comisiones Unidas de Justicia y Puntos Constitucionales; la de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables; así como la comisión para la Igualdad de Género, deben de oficializar el sentido del dictamen que ya fue enlistado como improcedente en la orden del día.

Anuncios

Sin embargo el Grupo Legislativo del PAN ya adelantó que el dictamen es improcedente, para ni siquiera incluirlo en la orden del día.

En la primera comisión como presidente se encuentra el legislador del PAN, Bingen Rementería Molina; como secretario el priísta Carlos Antonio Morales Guevara y como vocal el mismo Gregorio Murillo Uscanga.

En la segunda comisión funge como presidente Murillo Uscanga; como secretario y como vocal están los diputados de MORENA, Lourdes García y Amado Cruz Malpica.

Finalmente, en la tercera comisión está como presidenta la diputada del PAN, Teresita Zuccolotto Feito; como secretaria la diputada del PRI, Janeth García Cruz y como vocal la legisladora de MORENA, Tanya Carola Viveros Cházaro.

Así, entre los diputados de MORENA y el PRI alcanzan 5 votos, mientras que el PAN únicamente tiene 4 votos, ya que Murillo Uscanga puede votar dos veces, por lo que la dictaminación recaerá en el tricolor debido a que para dictaminar se requieren al menos 5 votos en cualquier sentido.

Hay que recordar que la fracción morenista impulsa dicha propuesta a través de la legisladora Viveros Cházaro, quien asegura que de aprobar el Congreso la despenalización del aborto Veracruz acataría una de las recomendaciones más importantes de la CONAVIM y podría evitar la Segunda Alerta de Violencia de Género por agravio comparado.

Publicidad