“Queremos sobre todo ser esa oposición responsable, que vamos a trabajar fuerte; vamos a mencionar y vamos a decir qué es lo que está mal, pero también vamos a aceptar aquello que está haciendo bien”.

Lo anterior lo afirmó Joaquín Guzmán Avilés al señalar que como oposición reconocerá “lo bueno” del Gobierno de Cuitláhuac García.

“Simple y sencillamente si le va bien al gobierno le va bien a los veracruzanos y si le va mal al gobierno nos va mal a los veracruzanos”.

En su discurso detalló que hubo una participación del casi el 82 por ciento de la militancia y él triunfó con mil 886 votos sobre José Mancha Alarcón, que tuvo 8 mil 824 votos.

En su casa de campaña en Xalapa, Guzmán Avilés añadió que “habrá cambios” una vez que asuma la presidencia del Comité Directivo Estatal, incluyendo la coordinación de los diputados locales del blanquiazul.

Se explicó que en 174 mesas de votación que fueron colocadas en 151 municipios de la Entidad hubo una diferencia de 5.6 por ciento en total entre el primero y el segundo lugar.

En su mensaje, Guzmán Avilés agradeció a la militancia panista su participación, añadiendo que después de su triunfo nadie quedará fuera.

Consideró que será difícil que se vaya a judicializar, pues señaló que su triunfo es contundente no obstante buscarán la unidad “porque en el PAN” caben todos.

“Es un proyecto que no tiene nombre, más que el de la familia del PAN”, aseveró ante los militantes que lo acompañaron durante el proceso de impugnación.

Publicidad