El gobernador Cuitláhuac García Jiménez negó que vaya a hacer uso de la fuerza pública para impedir manifestaciones o bloqueo de calles.

Entrevistado previo al brindis que realizó en Palacio de Gobierno con los diputados locales y algunos miembros de su gabinete, dijo que la sociedad debe “recriminar” a quienes opten por los bloqueos en vez del diálogo.

“Si alguien toma las calles, que la sociedad se lo recrimine porque aquí ha habido puertas abiertas y estamos dispuestos a la negociación

Cuestionado sobre el cierre de la vialidad y la falta de atención que recibieron las trabajadoras de Estancias infantiles por parte del delegado de programas federales, Manuel Huerta, dijo que en este caso él intervino directamente.

“Atendí personalmente yo, a él le convenía pero yo estaba en la Ciudad de México y me trasladé a Sedesol. Hemos resulto todos los problemas que no provocamos nosotros, que vienen de administraciones pasadas”.

Por ello, pidió que antes de pensar en bloqueos, los ciudadanos primero acudan a dialogar a Palacio de Gobierno, donde según dijo las puertas siempre estarán abiertas.

“Si cerraron ¿qué podemos hacer? No vamos a actuar con la fuerza pública. Conmino a todos a que asistan primero a Palacio, aquí tenemos las puertas abiertas para todos”.

Publicidad