El fallecimiento de la escritora, psicóloga, socióloga, educadora, activista y periodista Marta Harnecker, deja pendiente la interpretación del Socialismo del siglo XXI, desde un punto de vista más sencillo y fácil de comprender.

De padres austriacos y nacida en Chile en 1937, fue autora de más de 80 libros, quizá el más conocido “Conceptos elementales del materialismo histórico”, con más de 70 ediciones, el que militantes de izquierda adoptan como parte básica con su formación marxista.

La también exasesora y amiga del expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, murió a los 82 años en la ciudad canadiense de Vancouver, este viernes de acuerdo con información proporcionada por su hermana Inés.

Tras conocerse su deceso debido al cáncer, el presidente venezolano Nicolás Maduro escribió en su cuenta de Twitter que “A los revolucionarios del mundo nos conmueve la partida física de Marta Harnecker.”

“Su legado, agregó, se pierde de vista por el alcance, la profundidad y el carácter propositivo de sus obras, dedicadas a la causa de los pueblos de nuestra Patria Grande. ¡Vuela Alto Camarada!”

La intelectual se definía como chileno-cubana porque consideraba a la isla su segunda patria, pues vivió ahi ahí unos 29 años.

En opinión del periodista Samir Amin, en un artículo publicado por La Haine y divulgado en el portal venezolano Aporrea, “ella ayudó a dar al marxismo vivo una dimensión latinoamericana, como otros le han dado una dimensión asiática o africana. Marta Harnecker ayudó a dar al marxismo la dimensión universal que debe ser la suya”.

Añadió: “Ella logró hacer escapar al marxismo de una reclusión euro céntrica mortal. La experiencia de los avances en las luchas de los pueblos de América Latina, han allanado el camino en las últimas décadas, a través del pensamiento teórico de Marta Harnecker, el cual ha sido decisivo en este sentido”.

Considerada como una de las principales figuras de la izquierda en América Latina, Marta cursó la carrera de psicología en la Universidad Católica de Chile en 1962 y presidió la Acción Católica Universitaria.

Años después viajó a París para hacer un posgrado donde, entre otros profesores, tuvo a Louis Althusser, uno de los filósofos conocidos en Europa y quien la inspiró para apasionarse por el marxismo.

En 1968 regresó a su país natal para dedicarse a impartir cátedra sobre Materialismo Histórico y Economía Política en Sociología, en la universidad donde se licenció y también llevó la dirección de Chile Hoy, un semanario político.

En 1973, tras el golpe de Chile, se fue a Cuba, donde contrajo nupcias con el comandante Manuel Piñeiro, con quien años después procreó una hija. Al quedar viuda en 1988, Marta Hernecker siguió su labor de investigación y realizó múltiples entrevistas con políticos de América Latina que se transformaron en material de trabajo para diversas universidades.

Entre otras obras de la reconocida escritora se encuentran Cuba: ¿dictadura o democracia? (1975), La revolución social (Lenin y América Latina) (1985), América Latina: Izquierda y crisis actual (1990), Haciendo lo imposible: La izquierda en el umbral del siglo XXI (1999) y Un mundo a construir (2013) que le dio el Premio Libertador al Pensamiento Crítico.

La escritora chilena padecía cáncer y dividía su tiempo entre Cuba, donde radica su hija, y Canadá, donde vive su esposo Michael Lebowitz, especialista en economía marxista y destacado intelectual.

El año pasado, Harnecker impulsó la puesta en marcha de un programa sobre socialismo del siglo XXI en el Centro de Investigaciones “Memoria Popular Latinoamericana” (MEPLA), a fin de que los intelectuales extranjeros y de Cuba tengan un espacio de reflexión y encuentro.

Publicidad