Berenice Sandoval 

Xalapa.- Un nuevo escándalo por enriquecimiento ilícito y evasión de impuestos enfrenta la familia Yunes Linares, luego de que se diera a conocer que Omar Yunes Márquez, hijo del candidato a la gubernatura del Estado por la coalición “Unidos para rescatar Veracruz” PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Linares, está implicado en la red mundial de empresarios que mantienen cuentas millonarias en paraísos fiscales en el extranjero.

Al darse a conocer la filtración de documentos del Grupo Mossack Fonseca, empresa dedicada a la creación de estas cuentas a través de intermediarios, se informó que el empresario intentó crear un fideicomiso en Nueva Zelanda, y que incluso había puesto como segunda beneficiaria a su esposa Ángela Ruiz.

Anuncios

El escándalo por la filtración de estos documentos toma mayores proporciones debido a que en la lista de usuarios de estos servicios se encuentran a jefes de estado, empresarios, políticos, narcotraficantes y celebridades, entre éstas últimas Edith González.

Con este intento de Omar Yunes, buscaba lograr la evasión fiscal y de hecho, la investigación de Proceso, revela que sí avanzó en el proceso, pero al final no logró su cometido.

“La operación no llegó a llevarse a cabo porque el hijo de Yunes desistió, pero el departamento de debida diligencia de Mossack Fonseca nunca alertó que la ley en México considera como PEP (Personas Expuestas Políticamente) a familiares hasta cuarto grado y Yunes Márquez es hijo de un político y hermano de otros dos”.

Este señalamiento se une al que le hicieran a su hermano, alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, que en septiembre del año pasado fue denunciado ante la Fiscalía General de Estado (FGE) por enriquecimiento ilícito.

Publicidad