Xalapa, Ver. (SPI).- La Marcha por la Vida aplaude la decisión valiente de los diputados que votaron a favor de la vida, aseguró la Iglesia Católica, organización religiosa que convocó la concentración.

“Espera de ellos su congruencia y que mantengan su elección a favor de la vida como lo hicieron en la primera votación”, dijo el Director de la Oficina Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes.

El vocero religioso dijo que la marcha busca apoyar a los legisladores locales que aprobaron en enero una reforma constitucional que garantiza el derecho a la vida desde la concepción, la cual debe ser ratificada en una segunda vuelta legislativa.

Anuncios

“Con el voto a favor de la vida, se desea que los diputados ofrezcan esperanza al estado de Veracruz tan azotado por los signos de la muerte. Que el Estado no contribuya para que sus hijos se destruyan, el Estado debe protegerlos, cuidarlos y proyectarlos”, agregó.

El líder católico, afirmó que están hartos de sangre derramada, de feminicidios, infanticidios, por lo que no quieren más simulación; ya no más violencia ni muerte.

“Decir sí a la vida significa reconocer que la vida humana es uno de los valores fundamentales que tiene una persona; la vida es un bien precioso que debe cuidarse, protegerse y alimentarse”, subrayó y agregó:

“Decir sí a la vida significa decir Sí a mejores condiciones de salud, mejor educación, significa cuidar la integridad de sus habitantes; eliminar la violencia y promover la cultura de la vida para que cualquier persona pueda desarrollarse íntegramente en todas las etapas de su vida, desde la niñez hasta la ancianidad”.

Destacó que el sábado se llevó a cabo la Marcha por la Vida, cuyas expectativas de participación fueron rebasadas por una presencia multitudinaria de jóvenes, niños, adultos y familias enteras.

La manifestación congregó personas de todo el Estado de Veracruz, desde Coatzacoalcos hasta Tuxpan, pasando por la región de San Andrés Tuxtla, Minatitlán, Alvarado, Orizaba, Córdoba y Fortín; también hubo delegaciones de las zonas de Perote, Altotonga, Naolinco, Banderilla, Xalapa, Coatepec y Teocelo.

“La Marcha por la vida en Veracruz fue una expresión cívica sin precedentes, reunió asociaciones civiles y religiosas, sindicatos, universidades, escuelas, empresarios, personas de todas las edades y estratos sociales; caminaron juntos obispos y pastores evangélicos, una multitud de personas de diferentes credos proyectando un lenguaje de comunión”.

 

 

Publicidad