Veracruz, Ver. (SPI).- El abogado Jorge Winckler Ortiz apeló el auto de formal prisión que el juez Tercero de Primera Instancia de la ciudad de Veracruz dictó en contra del joven Enrique Capitaine Marín, pues se le considera como presunto responsable del delito de pederastia simple y opinó que la resolución debe ser por pederastia agravada.

Indicó que la víctima, que era una menor de edad al momento de consumarse el delito y cuya identidad permanece reservada para evitar su revictimización, fue quien presentó la apelación ante las autoridades judiciales para que se reclasifique el delito.

“La apelación ya está presentada por la víctima, no sé si vaya a presentar apelación el procesado o vaya irse directo a un amparo indirecto al cual también tiene derecho; la víctima apela porque dentro del término constitucional le pidió al juez que reclasificara el delito, no que lo modificara por la pederastia simple sino que lo siguiera procesando por la pederastia agravada”, expresó.

Anuncios

Explicó que la Fiscalía General del Estado determinó que el caso contó con dos momentos distintos, uno a bordo de un vehículo y otro en un domicilio, criterio que dijo no compartir pues se trata de un hecho continuado.

Aseguró que la apelación resulta oportuna pues se trata del periodo en el cual se puede solicitar que se tomen en cuenta las agravantes que haya desestimado el juez.

“La ley prohíbe que se varíe el delito, no pueden consignar por un delito y el juez al resolver el auto de término dictar uno distinto, lo que puede hacer es clasificarlo de una manera”, agregó.

En ese sentido, confió que la autoridad judicial atienda a la petición de la agraviada.

Estimó que el resultado de la apelación podrá resolverse entre dos y tres meses.

Por último, no descartó que Enrique Capitaine Marín sea trasladado a un penal del estado, pues las instalaciones de la Policía Naval resultan inadecuadas para su permanencia.

Publicidad