El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) modificó el Reglamento de Fiscalización para las elecciones de 2018 para incluir como gasto de campaña el pago de representantes de casilla en el proceso electoral y las restricciones a la difusión de propaganda y anuncios espectaculares, en especial la entrega de tarjetas que se utilizaron en los comicios pasados.

El consejero Enrique Andrade indicó que también modificaron el Sistema Nacional de Registro de Precandidatos y Candidatos, así como de la de proveedores.

“Se ajusta el límite para las aportaciones de simpatizantes y se establece que las aportaciones de éstos y de los militantes que se otorguen en especie durante los Procesos Electorales, se considerarán efectuadas para el Proceso Electoral correspondiente y no así para gasto ordinario. Contiene también, como se dijo en este Consejo General, los aspectos relacionados con los representantes de casilla en gastos en el Proceso Electoral y contiene también las restricciones a la difusión de propaganda y anuncios espectaculares, en especial lo que se refirió a las tarjetas que se utilizaron en las elecciones pasadas ya conteniendo una prohibición al respecto”, indicó.

Además, los nuevos requisitos de fiscalización de elecciones establece que la cédula de notificación será el referente para la determinación de la fecha y hora en que surte efectos la notificación, además de cambios en el Sistema de Contabilidad para aclarar cuáles son las características y los alcances de dicho sistema.

Publicidad