En respuesta a la petición del presidente Andrés Manuel López Obrador de investigar las denuncias de acoso y abuso sexual hechas en el marco de la versión mexicana del movimiento #MeToo, (Inmujeres) pidió respetar la presunción de inocencia.

El Instituto Nacional de las Mujeres se pronunció a favor de alzar la voz, pero a través de la denuncia, “para que estos hechos sean investigados, sancionados, se repare el daño causado y no se vuelvan a repetir, evitando con ello la impunidad”.

Inmujeres pide respetar la presunción de inocencia y el debido proceso, a fin de que se actúe de manera diligente, imparcial, con perspectiva de género y respeto a los derechos humanos.

Para ello, pone a disposición el “Protocolo para la Prevención, Atención y Sanción del Hostigamiento y Acoso Sexual” con el objetivo de que sea aplicado en instituciones públicas y privadas.

Publicidad