Por instrucción del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador la Secretaría de Hacienda y Crédito Público comenzará a repartir 60 mil millones de pesos del Fondo de Contingencia a los 32 Estados del país.

Se trata de recursos que son adicionales a sus presupuestos de 2020, sin embargo, el Ejecutivo federal pidió austeridad a los gobiernos de las entidades.

“Hay un Fondo de Contingencia de alrededor de 60 mil millones de pesos. Así como existe un fondo para estabilizar presupuestalmente al gobierno federal en caso de una crisis, es un fondo de 150 mil millones, así existe un fondo de 60 mil millones para estabilizar presupuestos de gobiernos estatales y ya Hacienda les va a entregar, de acuerdo con las fórmulas, ese fondo, es un extra a lo presupuestado”, dijo el Ejecutivo federal.

Explicó que hay reglas de operación para que los recursos se entreguen cada tres meses, sin embargo, en esta ocasión el pago será de forma directa a petición del titular de la Secretaría de Hacienda, Arturo Herrera.

Al respecto, en su conferencia matutina el Ejecutivo Federal pidió a los gobernadores un plan con medidas de austeridad para superar la pandemia.

“Que los gobiernos municipales, estatales, den a conocer y apliquen un plan de austeridad republicana, que haya disminución de sueldos, que no haya lujos, que no puedan comprar vehículos nuevos, que se reduzca la partida de viáticos, la partida de publicidad y van a ahorrar mucho, como se está haciendo el gobierno federal”, propuso.

El presidente fue cuestionado sobre el endeudamiento de estados, tal es el caso de Jalisco, cuyo Congreso autorizó al gobernador de la entidad, Enrique Alfaro, contratar deuda por 6 mil millones de pesos.

López Obrador subrayó que es preferible no recurrir a la contratación de créditos porque son pasivos que se heredan a los próximos gobiernos.

Publicidad