Un juez peruano ordenó el lunes cárcel preventiva para 14 reconocidos abogados, mientras son investigados por la fiscalía por presuntamente favorecer a la constructora Odebrecht en diversas controversias de obras públicas sobrevaloradas.

El magistrado Jorge Chávez acogió el pedido de un equipo élite de la fiscalía que afirma que los reconocidos juristas, a cambio de jugosas sumas de dinero, emitieron resoluciones —laudos arbitrales, en términos jurídicos— en favor de Odebrecht y en perjuicio del dinero público peruano.

La fiscalía había pedido tres años de cárcel para los abogados, pero el juez redujo el pedido de prisión 18 meses. Todos los juristas apelaron la orden de cárcel en su contra.

Varios de los abogados son admirados catedráticos y son hábiles defensores en los tribunales de clientes poderosos también implicados en la trama de corrupción de Odebrecht.

Otros, eran frecuentes líderes de opinión pública invitados a programas periodísticos vistos por millones de peruanos donde ilustraban a la audiencia con sus conocimientos jurídicos, precisamente sobre el caso Odebrecht.

El juez ordenó que la policía aprese de inmediato a algunos de ellos que habían asistido al tribunal. Uno de los juristas detenidos es Humberto Abanto, un hábil abogado de figuras poderosas de la política peruana y en la actualidad defensor del exsecretario general del partido político de la opositora Keiko Fujimori. Abanto se ha declarado inocente de todos los cargos.

El juez también ordenó a la policía capturar a otros ocho abogados que no asistieron a la audiencia. Uno de ellos se entregó en el tribunal poco después de ser sentenciado acompañado de su enfermera personal.

Publicidad