El director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, dio a conocer una lista de exfuncionarios en los sexenios de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón que participaron en la “etapa de destrucción” de la empresa con negocios o como trabajadores de firmas relacionadas con la materia.

De acuerdo con el funcionario federal, estos son algunos nombres de quienes han participado en gobiernos anteriores impulsaron la privatización energética y han estado relacionados con empresas privadas, lo que ha provocado que la CFE reduzca su producción de energía.

 “Lo que se creó una combinación entre privados y estas antiguas autoridades que ha generado lo que se ha descrito que en unos cuantos años la CFE, esta empresa histórica, se haya reducido a una empresa que genere sólo el 50 por ciento de energía”, aseveró.

La lista dada a conocer esta mañana en conferencia está integrada por José Córdoba Montoya, con participación en la industria energética; Jesús Reyes Heroles, exsecretario de Energía con participación en empresas consultivas de energía.

Además, Carlos Ruiz Sacristán, extitular de la SCT, quien es presidente y director de una empresa con actividades para la generación de energía; Luis Téllez, exsecretario de Energía, quien ahora es asesor de empresas extranjeras que generar energía limpia.

También Alfredo Elías Ayub, exdirector de la CFE, vinculado a empresas extranjeras; Felipe Calderón, expresidente ligado a una empresa extranjera; Georgina Kessel, exsecretaria de Energía y ahora consejera y directora de una firma privada relacionada al sector energético; Jordy Herrera, consultor de energía, y Alfredo Fleming Kauffman, exsecretario y miembro de consejos de una empresa privada.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador precisó que actualmente la CFE sólo genera la mitad de la energía eléctrica que se consume, por lo que las empresas privadas son las que abastecen al mercado con costos elevados.

Aseguró que en gobiernos anteriores se llevaron a cabo negocios al amparo del poder público con la celebración de “contratos leoninos para favorecer a particulares” y “conspiraban” contra la CFE.

En todo han participado funcionarios y exfuncionarios del sector energético de la CFE. Es una práctica totalmente inmoral que los funcionarios terminan su desempeño en el sector público y se pasan a trabajar a las empresas que reciben contratos”, dijo.

Debido a estas irregularidades, López Obrador adelantó que buscará una reestructuración de los acuerdos entre la CFE y empresas privadas a partir de que estás, “de manera voluntaria” acuerden la revisión de contratos y se haga un compromiso para que la energía eléctrica no aumente en términos reales.

Publicidad