Tras el zafarrancho que protagonizaron simpatizantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, llamó a “evitar confrontaciones entre los diferentes grupos políticos en la capital”; pidió que “se evite que se llegue a los golpes, no es lo recomendable, se trata de tener elecciones pacíficas”.

Mancera Espinosa aseguró que se buscarán garantías sobre todo frente a agresiones a informadores, luego de que los grupos en disputa arremetieran a golpes en contra de dos reporteros que documentaban en video la trifulca. “Lamentamos mucho que hayan resultado afectados, pero la Procuraduría capitalina ha intervenido y se está realizando la clasificación de lesiones; se activó un protocolo médico y asistencial”, señaló el mandatario local.

Mancera Espinosa también comentó que a la aspirante a la jefatura de Gobierno capitalino por Morena, Claudia Sheinbaum (que demandó eliminar las foto multas), “necesitan explicarle que quien inició las fotomultas fue quién la acompañó a su arranque de campaña (es decir, Andrés Manuel López Obrador); en ese tiempo ese gobierno cobraba el 100% de la multa con tecnología obsoleta donde no se podía ni ver la placa”; su administración cobra el 80% con evidencia clara de la responsabilidad de la transgresión, aseguró.

Mancera Espinosa advirtió que su administración “no pondrá en la balanza el capital político y decir que voy a quitar las foto multas para que digan ¡bravo! y que me aplaudan; por qué mejor no construye todo lo que dejó en Tlalpan. ¿Quién le permitió a la gente construir en grietas, en las barrancas y en dónde hay inundaciones?. Creo que en eso debe tomar su responsabilidad”, enfatizó.

“Hay que ir con cuidado porque hoy tenemos un 20% de reducción en el número de muertes, con el nuevo reglamento, pero si quieren romper con esto, que lo rompan, yo no voy a cargar con ello; la primer vida que se pierda, que tomen la responsabilidad por eso”, subrayó Mancera.

Finalmente, Mancera señaló que él está construyendo el Frente por México que aún tiene un camino largo, para vigilar que se conforme un gobierno de coalición. No basta la suma de fuerzas políticas para un verdadero cambio”, resaltó.

“Cada una de las fuerzas políticas tendrá una responsabilidad y él presidente no llegará a un sistema presidencialista como estamos acostumbrados, tendrá pesos y contrapesos. Desde el primer minuto del 2018 mi tarea está en la Ciudad de México y ser vigilante de que se conforme un gobierno de coalición”, concluyó Mancera.

Publicidad