Xalapa, Ver. (SPI).- El presidente de la Junta de Coordinación Política, Sergio Hernández Hernández, rechazó que el reajuste del presupuesto del estado que se debe presentar en los próximos tres meses sea inconstitucional.

Dijo que la medida propuesta por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares,  en caso de aprobarse, no es un “cheque en blanco” para el Ejecutivo en la entidad.

Y es que Yunes Linares propuso un plazo de tres meses para definir cómo reajustará su presupuesto de 2017 por 20 mil millones de pesos y analizar los pasivos reales a corto plazo, recuperar bienes sustraídos irregularmente por el gobierno anterior, así como ajustar el gasto corriente e incluso refinanciar la deuda bancaria y bursátil a largo plazo, entre otras medidas.

El coordinador del grupo legislativo del PAN opinó que es necesario agregar el artículo transitorio al decreto de Presupuesto de Egresos que permita al Gobierno presentar la redistribución en ese lapso.

 Al acudir al Congreso del Estado el mandatario planteó que Veracruz tendrá ingresos en 2017 por casi 46 mil millones de pesos, pero el proyecto de egresos que presentó la administración anterior establece un gasto corriente por casi 65 mil millones de pesos, es decir que faltarían 21 mil millones de pesos.

El legislador dijo que el Congreso cuenta con facultades de modificar los dictámenes, porque sale de la comisión de Hacienda del Estado el dictamen del presupuesto.

“No es aprobar que en 90 días se dé una nueva propuesta de presupuesto (…). En ese periodo se va a informar cómo se ajustó. Por ejemplo en los servicios personales tiene que haber un recorte, y lo que tienen que decir es cómo se ejecutó”.

Publicidad