Xalapa, Ver. (SPI).- Si el próximo Gobernador no gana las elecciones con más de tres puntos de diferencia, su mandato sería legal, pero no podría ser legítimo, alertó el magistrado visitador del Poder Judicial del Estado (PJE) y ex magistrado presidente del anterior Tribunal Electoral del Estado de Veracruz (TEEV), Daniel Ruíz Morales.

Y reconoció que si obtiene menos del 50 por ciento de los votos, también podría carecer de la aprobación popular, pero no significa que se tenga que anular la elección por estas causas.

“No hay que hacerse “tantas pelotas”, si el siguiente titular del Ejecutivo, estará dos años en el poder”.

Anuncios

Ruiz Morales aclaró que la ley no establece un porcentaje de diferencia entre el primero y segundo lugar, para que se declare ganador, sino que prevé que con un voto gana el que vaya adelante en los resultados.

“Eso ya está determinado, independiente de que salga a votar el 10, 20, 50 o el 100 por ciento, lo que importa es el resultado. Una corta diferencia podría desencadenar una solicitud de recuento de votos u otro tipo de acciones, no necesariamente para determinar el resultado de la elección”.

Además, el magistrado defendió al gobernador Javier Duarte de Ochoa, por los anuncios que hizo la semana pasada en materia de inversión en la industria petrolera por parte Pemex y por la inauguración de una obra, eventos que fueron publicitados en medios a pesar de la veda electoral.

“Ya digo que si son obras que realiza el estado y que se inauguran, pues bueno, también lo haría con la actitud de no retardar el uso de esa obra, supongamos que es un hospital, pero como estamos en veda, no lo podemos inaugurar”.

Y justificó que no es lo mismo que diga que se va construir algo o se ha logrado tal o cual recurso que una obra que ya está licitada, que ya está programada y ya está concluida sea anunciada.

Publicidad