Veracruz, Ver.-  (SPI).- Felipe Amadeo Flores Espinosa negó que pretenda renunciar a la dirigencia estatal del PRI después de la derrota que sufrió su candidato a la gubernatura del estado o como efecto de la salida de Manlio Fabio Beltrones de la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional.

Dijo que él se mantiene a la espera de que los tribunales electorales locales resuelvan el recurso que se interpuso en contra de los resultados que arrojó la votación del 5 de junio.

Refirió que el partido contaba con una expectativa positiva para el 5 de junio, incluso aseveró que Héctor Yunes Landa representaba el mejor candidato.

No obstante, reconoció que las condiciones fueron desfavorables al partido y al candidato al final.

“No, hasta ahorita no hay programada la renovación de la dirigencia, estamos esperando que se termine todo el procedimiento; se entregaron los números que se tenían que entregar, nosotros teníamos la expectativa y la confianza de que íbamos a ganar la elección pero las condiciones no se dieron, esto así es, entonces lo que tenemos es ponernos a trabajar, a chambear, juntarnos todos y seguir a lo que viene”, puntualizó.

Aseguró que el PRI ya se prepara para los compromisos electorales que se avecinan el año entrante, como lo representan las elecciones por las presidencias municipales.

Admitió que la unidad del partido será prioritaria para obtener resultados positivos en los comicios del 2017.

Al cuestionarlo sobre la impugnación de los resultados de la elección de gobernador, recordó que el caso es analizado por los magistrados del Tribunal Electoral del estado de Veracruz, los cuales emitirán su resolución en los plazos que establece la ley.

“Los magistrados tendrán que ir resolviendo en las diferentes etapas del procedimiento, se presentó ante el OPLE, debió mandar ante el Tribunal Electoral local, el cual tendrá que resolver en los tiempos que tiene marcados”, concluyó.

Publicidad