Tras la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia, la Organización de Estados Americanos (OEA) afirma que no habrá ninguna “salida inconstitucional” por la actual situación de dicho país.

“Frente a la crisis política e institucional en Bolivia, la Secretaría General de la OEA rechaza cualquier salida inconstitucional a la situación”, afirmó la OEA a través de un comunicado.

De igual manera, la Secretaría llama a la “pacificación y al respeto al Estado de Derecho” y  hace un llamado urgente para que se reúna la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia a los efectos de “asegurar el funcionamiento institucional”.

“Asimismo, es importante que la justicia continúe investigando las responsabilidades existentes respecto a la comisión de delitos vinculados al proceso electoral celebrado el 20 de octubre, hasta las últimas consecuencias”, aseveró la Organización.

 

Publicidad