El senador Alejandro Armenta criticó que los partidos de oposición como el PRI y el Partido Acción Nacional (PAN) no reconozcan que hay avances en el gobierno actual, cuando fueron ellos quienes heredaron la deuda millonaria del Fobaproa, de la cual se han pagado 700 mil millones de pesos, y que se continuará pagando hasta el año 2070.

El legislador de Morena afirmó que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el PAN dejaron un país saqueado, con una deuda por dicho fondo de rescate bancario que en 1990 era de 552 mil millones de pesos y actualmente asciende a dos billones de pesos.

Aunque se ha entregado a los bancos 700 mil millones de pesos, se trata de una deuda que terminará de pagarse en 51 años; es “un claro ejemplo de los desvíos y desfalcos realizados por la complicidad entre el poder político y el económico”, declaró al diario La Jornada.

No obstante, ambos institutos políticos también permitieron durante décadas el robo al combustible de Petróleos Mexicanos (Pemex), así como la facturación de operaciones simuladas a casi nueve mil empresas, que entre 2014 y 2019 significan recursos por 1.6 billones de pesos.

Armenta Mier recordó además sobre los poco más de 350 fideicomisos, que se ha convertido “en un instrumento de robo institucional”, pues de manera discrecional y opaca acumulan 973 mil millones de pesos.

Este saqueo al país, subrayó el presidente de la Comisión de Hacienda, se creó desde el poder, mediante redes de corrupción de los gobiernos.

En los gobiernos neoliberales, afirmó, unas cuantas empresas acapararon el pequeño crecimiento económico y la riqueza nacional jamás se distribuyó a los sectores sociales más desprotegidos de la población.

Por ello, ante las críticas a la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, ante la comparecencia del secretario de Hacienda, Arturo Herrera, ante el pleno del Senado, subrayó que los senadores de Morena avalan los cambios con los que se está construyendo “un nuevo régimen, con orden, sin excesos burocráticos”.

Publicidad