El secretario general de la Federación Estatal de Sindicatos y Asociaciones del Personal Académico de la Universidad Veracruzana (Fesapauv), Enrique Levet Gorozpe, desmintió que el instituto esté en bancarrota.
Pese a la crisis que atraviesa el instituto, cuestionó qué tipo de intereses o motivaciones tienen aquellos que han dado por sentado que el IPE está en esa situación.
“No sé qué quieran decir, pero el IPE atraviesa una crisis porque los recursos que ingresan por las cuotas y aportaciones de trabajadores y patrones, no alcanzan para pagar la nómina de pensiones y eso genera un déficit”.
Aun así, el líder sindical y miembro del Consejo de Administración del IPE,  reconoció que la crisis financiera se ha agravado.
Pese a esto, dijo que no hay un plan establecido para el rescate financiero del Instituto, ya que no hay un análisis concluido sobre su estado actual.
“El plan de recuperación del IPE responde a análisis y estudios actuariales que indican lo que se debe hacer y en estos momentos estamos esperando que el actuario entregue el estudio y a partir de ahí revisar el diagnóstico para proyectar soluciones a mediano y largo plazo”.
Y es que organizaciones de pensionados y jubilados, así como algunos legisladores, han previsto que a finales de este año la situación se agrave aún más.
“No debemos quedarnos con los brazos cruzados, debemos buscar propuestas y alternativas que permitan que el IPE pueda cumplir a futuro con las funciones que le da la ley”.
Publicidad