Sancionar con pena de muerte en materia electoral la violencia política en razón de género, o establecerla como causal de nulidad de elecciones, es una medida que debe estudiarse a profundidad antes de su aprobación.

Lo anterior lo consideró el Consejero Electoral del Instituto Nacional Electoral (INE), Marco Antonio Baños Martínez.

El consejero dijo que los diputados locales en Veracruz deben de ser cuidadosos para especificar la conducta a sancionar.

“En caso de que decidan tipificar esto como causal de una elección o como un delito se tiene que tener bien claro la conducta que se va a sancionar y los mecanismos de que alguien ocurrió en esa conducta”, declaró en entrevista.

Dicha iniciativa es impulsada por todas las diputadas del Congreso del Estado y reforma al artículo 396 del Código Electoral de Veracruz.

Las legisladoras argumentaron que la violencia política en razón de género es similar a otros delitos electorales de suma importancia, e incluso algunos de ellos que han sido llevados al catálogo de delitos graves o que no ameritan fianza.

Por su parte, Baños Martínez dijo que como autoridades electorales siempre han promovido que no haya violencia en ninguna modalidad, es decir, ni en contra de las mujeres y de los varones.

“A veces, en el calor de las contiendas se dan situaciones de esta naturaleza. Creo que los Congresos de los Estados deben de analizar con mucha prudencia este tipo de iniciativas”, reiteró.

Publicidad