Dentro del debate abierto en el Colegio de México (Colmex) en la mesa redonda “Estrategias regionales para enfrentar los desafíos de la presidencia de Trump. El combate contra la discriminación como eje de políticas públicas”, Alexandra Haas Paciuc, titular del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) advirtió que “no se están pensando las políticas públicas desde la experiencia de la migración”.

Asimismo, comentó que “la modificación de una ley, no resuelve el problema de fondo y lo rápido que se propagó el discurso discriminatorio, estigmatizante y estereotipante en los EEUU podría difundirse en México criminalizando la migración”.

Señaló que “en Conapred pensamos que la situación de las personas inmigrantes mexicanas en los Estados Unidos es una oportunidad de pensar el fenómeno migratorio desde una perspectiva profunda para concebir políticas congruentes tomando en cuenta la forma en que defendemos a las personas indocumentadas de origen mexicano en los EEUU y las personas inmigrantes que transitan por México”.

Por tanto, Haas Paciuc enfatizó que la agenda migratoria será central para el Conapred, pues recordó que las personas migrantes están sujetas a múltiples formas de discriminación no sólo por su condición de inmigrantes, sino por ser mujeres, indígenas, personas con discapacidad o todas al mismo tiempo.

En su intervención, Xóchitl Castañeda, miembro de The Health Initiative of the Americas (UC-Berkeley), señaló que “muchos de los exconvictos tatuados serán deportados y su dificultad para trabajar se agravará por estigmas negativos”.

Publicidad