Las bancadas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Partido del Trabajo (PT) en la Cámara de Diputados, se sumaron a las propuestas para prohibir la venta de los llamados productos “chatarra” a menores de edad.

Por separado, las fracciones parlamentarias señaladas, se manifestaron a favor de impedir que alimentos industrializados con altos contenidos en sodio, azúcar y grasas, incluyendo bebidas azucaradas como refrescos y jugos, se vendan a menores de edad en distintos tipos de establecimientos comerciales y estén a su alcance en los planteles escolares, hasta el bachillerato.

Te puede interesar: Castigar feminicidio con 40 y hasta 90 años, por agravantes, proponen

Los diputados perredistas especificaron que la venta de comida “chatarra” deberá estar prohibida en escuelas de los niveles básico y hasta el nivel medio superior; y tampoco podrá ponerse alcance de menores de edad en máquinas expendedoras colocadas en la vía pública en establecimientos comerciales ni ofrecerse como regalo.

El PRD pidió modificar el artículo 50 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

El PT proyectó las reformas y adiciones a los artículos 13, 101Ter, 101 Quáter y 101 Quinquies del mismo ordenamiento.

“Podrán prohibir la distribución, venta, regalo y suministro a menores de edad de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico en las instituciones educativas públicas y privadas de educación básica y media superior, así como la venta a través de distribuidores automáticos o máquinas expendedoras en la vía pública, las instituciones educativas públicas y privadas de educación básica y media superior y/o establecimientos comerciales”, expusieron los perredistas.

La reforma planteada por el PT es muy similar, ya que comparte el propósito de prohibir la venta de bebidas azucaradas y alimentos procesados con alto contenido calórico, a menores de edad.

La diputada Claudia Domínguez señaló que su iniciativa prevé establecer en la ley referida, el derecho a la alimentación nutritiva y saludable de niñas, niños y adolescentes, aunado a la prohibición de la venta de los productos en cuestión.

“Se prohibirá el comercio, expendio y/o suministro de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico en establecimientos, sucursales, locales, máquinas expendedoras, puestos fijos o semifijos de carácter comercial o mercantil, a menores de edad”, apuntó.

En coordinación con el sector salud, las autoridades fomentarán programas de alimentación nutritiva y saludable, en especial para niños que sufren sobrepeso, obesidad y otros trastornos de conducta alimenticia, añadió.

Coincidió con los congresistas del PRD en señalar los riesgos a la salud y los efectos negativos del consumo cotidiano de los productos señalados, cuya característica principal es tener bajo valor nutricional y exceso de elementos que favorecen el desarrollo de enfermedades crónico degenerativas como diabetes, hipertensión y otras.

Legisladores de ambas bancadas, recordaron que México se encuentra entre los primeros lugares a nivel mundial con sobrepeso y obesidad infantil, con una proporción de uno de cada tres niños y jóvenes de hasta 19 años.

Publicidad