Una de las propuestas de la delegación mexicana en Washington para detener una posible guerra comercial entre ambos países, sería la del envío de 6 mil elementos de la Guardia Nacional a la frontera con Guatemala para contener el flujo de migrantes y sus “caravanas”, informó hoy el Washington Post.

La medida tendría como propósito hacer una “demostración de fuerza”, misma que de acuerdo a las autoridades mexicanas, reduciría “inmediatamente” el número de migrantes de origen centroamericano que buscan llegar a los Estados Unidosatravesando territorio mexicano.

Adelantan avances de la negociación

Funcionarios de México y Estados Unidos que relataron parte de las negociaciones al diario norteamericano, señalaron que también se busca cambiar completamente las reglas para solicitar asilo en la región.

Esto consistiría en que los migrantes centroamericanos que buscan refugio permanezcan en el primer país en el que pongan pie tras salir de su tierra natal.

Bajo dicho plan, los Estados Unidos deportarían a los buscadores de asilo originarios de Guatemala a México. Y el mismo gobierno norteamericano enviaría a los hondureños y salvadoreños a Guatemala.

Prevén alcanzar acuerdo

Las fuentes del Washington Post, que permanecieron en el anonimato, se mostraron con optimismo sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo entre ambos países, pese a la beligerancia y exigencias de Donald Trump.

La delegación mexicana también apostaría a expandir los operativos de detención de traficantes de migrantes con inteligencia proporcionada por los Estados Unidos, además de comprometerse a reducir los flujos de migración a los niveles de finales del año pasado, de 60 mil por mes, aunque los negociadores de Trump advierten que el presidente desea “mucho más”.

Publicidad