Los magros resultados electorales obtenidos por Morena en el pasado proceso electoral, son sólo una prueba de que ese partido ya no recibió el financiamiento que le brindaba el ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, aseguró el diputado local panista Bingen Rementería Molina.

Dijo que en el caso del PRI es entendible que haya caído la votación por el castigo aplicado por la ciudadanía a dicho partido, pero en el caso de Morena, se entiende que obtuvieran 250 mil votos menos porque ya no tuvieron el respaldo del gobierno estatal.

“Esta elección vino a confirmar lo que hemos estado denunciando desde el año pasado, de que Javier Duarte tiene un acuerdo con Andrés Manuel López Obrador y que en la elección del año pasado, salieron recursos públicos para dárselos a Morena”, expresó.

Recordó que en la elección del año pasado, Morena recibió cerca de 810 mil votos, y ahora obtuvo alrededor de 550 mil sufragios, lo cual sólo se explica porque ya no recibió el apoyo del ex gobernador Javier Duarte, además que los ciudadanos decidieron no respaldar ese proyecto, porque se han dado cuenta de la corrupción que ahí impera.

Resaltó que incluso Morena quedó como tercera fuerza electoral por debajo del PRI, cuando dicho partido presumía que iba a arrasar en los actuales comicios, y no fue así.

Publicidad