El breve encuentro y saludo que tuvo el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con la señora Consuelo Loera, madre del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, durante la gira del mandatario por Badiraguato, Sinaloa, tuvo que haber estado previsto en el itinerario del Jefe del Ejecutivo y establecido por previo acuerdo.

De otro modo, no se habría concretado el acercamiento del Primer Mandatario a la madre del delincuente y enseguida, del abogado de éste al Presidente López Obrador, advirtió la coordinadora de la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados, Verónica Juárez.

“Este encuentro tuvo que estar en su itinerario, me parece que sí se pusieron de acuerdo para poderse encontrar y me parece una irresponsabilidad cuando el Presidente dice porqué no saludar a una persona que es de la tercera edad. ¿Por qué la diferencia en el trato a quien es la mamá de un criminal y ahora hay que ayudarla para que vea a su hijo? Las respuestas que está dando de por qué va y la saluda, en verdad que juegan con nuestra inteligencia”, alertó.

La congresista demandó a la Presidencia aclare qué le ofreció el Jefe del Ejecutivo a la madre del criminal preso en Estados Unidos, quien le pidió ayuda para viajar a esa nación y poder reunirse con él, ante la negativa del gobierno norteamericano a permitirle la entrada.

“A mí me parece que el Presidente debería explicar en qué consiste esa comunicación, ese apoyo que desde la investidura presidencial se pretende hacer, y ¿a qué se comprometió?”, dijo.

“Ahora decía que va a hacer todos los trámites. A mí me parece que debe explicar claramente cuál es este tipo de relación que se tiene y por qué está usando la investidura presidencial para hacerlo, debe de explicar por qué hay un trato diferenciado”, insistió la diputada Juárez Piña.

Publicidad