La dirigente nacional de Morena, Yeidkol Polevnsky, informó que el proceso interno de ese partido político hacia la dirigencia nacional continuará hasta que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resuelva las impugnaciones presentadas.

Este domingo es el último para hacer asambleas distritales para elegir a quienes asistirán al Congreso Nacional previsto para los días 23 y 24 de noviembre.

“El proceso sigue, porque para que el proceso se detuviera tendríamos que tener resoluciones de la Sala Superior del TEPJF y, hasta ahora, no han salido”, explicó la dirigente.

Al preguntarle sobre el anuncio de suspensión de las asambleas distritales, aclaró que, con la facultad que tiene, convocó a una reunión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), y los que asistieron acordaron, mediante voto, hacer un documento para suspender las asambleas a causa de los disturbios registrados.

Sin embargo, al final se decidió “no presentar el documento y estamos siguiendo con lo que indica la convocatoria, para cumplir las reglas y que todo salga como se ha planeado”, detalló.

Indicó que se hizo más difusión para llamar a los militantes a no caer en provocaciones, pues recordó que hubo agresiones en las que resultaron golpeadas compañeras, hubo robo de celulares, de materiales electorales, computadoras y balaceras; por eso se quería cancelar las asambleas, para no arriesgar más, pero finalmente se decidió continuar como dicen los estatutos y la convocatoria.

Este domingo es el último día de asambleas y, hasta donde se tiene información, 27 por ciento de ellas han sido canceladas por diversas razones; 70 por ciento impugnadas, y hay que esperar a que la Sala Superior resuelva para ver si las quejas están bien fundamentadas.

La dirigente nacional de Morena reconoció que incluso se ha caído en falta por el tema de la credencialización y no haber realizado la auditoría, por eso son muchas de las impugnaciones ante el TEPJF.

Sí tenemos muchas faltas, pero no las podíamos evitar porque no teníamos padrón. Unas impugnaciones son por el padrón, otras son por el proceso, otras porque comprometimos, y ahí hay hasta un tema de ilegalidad, que íbamos hacer la auditoría, pero no hay manera de hacerla si no tenemos los documentos con qué hacerla, explicó.

Consideró que todos los impugnan tienen razón: “Sí, parece una locura, pero ni modo que no les dé la razón a quienes la tienen. Estamos en una situación irregular y esa situación irregular se generó al no tener padrón”.

Por lo anterior, dijo que van a dejar que la Sala Superior defina qué procede, agregó que lo mejor era cumplir con la convocatoria y con los estatutos, y que el tribunal defina si es válido o no, pero lo mejor es participar.

Señaló que cabe la posibilidad de suspensión, porque hay diferentes etapas. La primera son las asambleas distritales, la segunda son las estatales; la tercera, es la nacional, y la cuarta, las municipales.

Polevnsky Gurwitz dijo que no contempla renunciar a la dirigencia nacional de Morena, pues en el estatuto no se establece, y recordó que cuando se eligió el Comité Ejecutivo Federal (CEN) que ella preside, la dirigencia anterior se mantuvo así hasta el último momento. “Lo que sucede es que muchos interpretan los estatutos del partido”, externó.

Señaló que quien quiera impugnar su posición y su aspiración a continuar en la dirigencia nacional lo puede hacer porque está en su derecho, y que si lo hace que presente pruebas; pero reiteró que ella hace lo que el estatuto establece y que ese estatuto sí lo validó la Sala Superior.

Publicidad