La diputada local María del Rocío Pérez negó haberse robado el teléfono del diputado Sebastián Reyes Arellano, aunque admitió que sí es ella la del video donde aparece junto a la curul de su compañero “pero el video está editado”.

Opinó que se trata de un ataque político hacia Morena y por ello a ella la han acusado, en primer lugar de cerrar las válvulas de la presa Yuribia y ahora de robarse un teléfono celular.

De acuerdo con su versión, ese momento donde aparece grabada en el video, se había declarado un receso por la protesta de Sebastián Reyes, y ella caminó hacia donde estaban otros de sus compañeros, justo al lado de la curul de dicho legislador. Ella asegura que no tomó ningún celular, y que ella cargaba su agenda y su propio teléfono y es el que asegura, se ve en las imágenes.

Por ello insistió que todo es un ataque político hacia ella y hacia Morena con miras al proceso electoral que se celebrará a mediados de este año, donde aseguró su partido ganará muchas presidencias municipales.

Descartó la posibilidad de proceder legalmente contra el diputado que la acusa de haberle robado su teléfono, pues lo consideró innecesario, como tampoco busca una disculpa por parte de él.

Dijo que está a favor que se revisen los videos de las cámaras de vigilancia que hay en el recinto, aunque de acuerdo con su versión, ya se hizo y no se detectó que ella estuviera robándose el teléfono.

Publicidad