La defensa del ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita consiguió apenas un primer triunfo, al conseguir en la audiencia de apelación, que sí sean tomados en cuenta los datos de prueba las declaraciones de 8 personas, con tal de lograr demostrar la inocencia de su cliente.
Este martes, se llevó a cabo una audiencia de apelación ante la Tercera Sala Penal, en el edificio del Poder Judicial de Veracruz, donde se impidió el acceso a los medios de comunicación, contraviniendo al principio de máxima publicidad.
Apenas el pasado 14 de septiembre, se celebró una audiencia de medios probatorios, donde la juez de control decidió que no fueran tomados en cuenta 8 testimoniales a favor de Arturo Bermúdez, ante lo cual, sus abogados apelaron y este día consiguieron que sí sean considerados en el juicio, para el cual todavía no hay fecha.
Mientras tanto, Arturo Bermúdez seguirá recluido en prisión por los procesos que se le siguen en su contra, tanto por enriquecimiento ilícito, como por la carpeta de tráfico de influencias y abuso de autoridad
De acuerdo con el abogado Rodolfo de la Guardia en la audiencia del pasado 14 de agosto la juez de control en Pacho Viejo, Estrella Iglesias Gutiérrez, excluyó varias pruebas de naturaleza documental con los que buscan establecer la inexistencia del delito de abuso de autoridad y tráfico de influencias por el que está imputado su cliente.
Por esta razón la Sala Tercera determinó que la defensa tenía la razón, de ahí que por unanimidad se modificó el auto, admitiendo los elementos de prueba de naturaleza documental.
“Es una audiencia de apelación en materia de aclaración de alegatos, la que se apeló fue la audiencia intermedia del pasado 14 de agosto”, señaló.
Detalló que fueron 8 pruebas documentales que la juez no admitió, mismas que a su parecer acreditan que Bermúdez Zurita no cometió dichos delitos y que se admitirán para la fase de juicio, en donde el tribunal de enjuiciamiento las valorará.
Cabe señalar que de la Guardia García es ex director de Interpol México y en 2008 la Procuraduría General de la República (PGR) en su momento lo investigó por su presunta vinculación con la organización de los hermanos Beltrán Leyva, sin embargo tras permanecer 4 años en la cárcel se determinó que era inocente de los delitos que se le imputaron.
Tras la audiencia de apelación que se realizó en las instalaciones del Poder Judicial con la presencia de Bermúdez Zurita, el exfuncionario fue trasladado nuevamente al Centro de Readaptación Social (CERESO) de Pacho Viejo en medio de un fuerte operativo.
El abogado detalló que las pruebas admitidas también incluyen las actas constitutivas de las empresas de Bermúdez Zurita, así como algunas entrevistas realizadas por la defensa a los familiares.
Publicidad