Durante 10 años la empresa quesera Le Blanc ha contaminado el río Sordo y construido en zona federal a pesar de no contar con los permisos necesarios para hacerlo.
Autoridades del Instituto de Ecología (Inecol) señalaron que si esto ha ocurrido durante tanto tiempo se debe a que las autoridades de los tres órdenes de Gobierno han sido omisas.
Señalaron que hasta ahora ninguna autoridad ha actuado en contra de la empresa que viola la ley al construir sin contar permiso del Ayuntamiento.
“No ha habido autoridad que haya sido capaz de poner un alto a las continuas violaciones a las leyes municipales, estatales y federales; en materia de construcción, porque no tienen licencia de construir”.
Con el temor de dar a conocer su nombre por temor a represalias, narraron que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) no ha atendido la denuncia presentada por el Inecol hace un año, a pesar de que se trata de aguas federales.
La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) que se desentendió del problema y la Procuraduría del Medio Ambiente (PMA) estatal, que no ha respondido.
“La Profepa simplemente trasladó el caso a la Procuraduría estatal y ellos hasta ahora no ha dado respuesta. También solicitamos audiencia con la Conagua y jamás nos dieron respuesta por escrito ni una audiencia”.
Publicidad