El pago de impuestos de los contribuyentes solventará 56.1% del gasto total del gobierno el próximo año, que asciende a 6.2 billones de pesos, de acuerdo con el Paquete Económico que aprobó el Legislativo.

Este porcentaje es el menor registro en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador. En el 2019, su primer año de gobierno, los contribuyentes solventaron 56.7%, mientras que para el 2020 se aprobó que aportaran 57.4 por ciento.

Te puede interesar: Alianza Federalista reprocha recorte a estados y no a obras ‘faraónicas’ 

En total, en el 2021 el gobierno, a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT), obtendrá 3 billones 533,031 millones de pesos, lo que resulta menor en 0.3% respecto a lo que se aprobó para el 2021.

El gravamen que dejará mayores recursos al erario público será el Impuesto sobre la Renta (ISR), con 1.9 billones de pesos, mientras que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) recaudará 978,946 millones de pesos, y el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) dejará recursos por 510,702 millones.

Algunos analistas han puesto en duda la posibilidad de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador pueda cumplir con la meta programada, ello ante la crisis que se vive.

En su momento, James Salazar, de CiBanco, señaló que las variables macroeconómicas del gobierno para el siguiente año son “bastante optimistas”, por lo que será difícil cumplir con la meta de recaudación ante la poca probabilidad de un rebote fuerte de la economía.

Las otras fuentes de ingreso del gobierno para el siguiente año son los que obtiene a través de las ventas de bienes, prestación de servicios y otros ingresos de donde espera ingresar 1 billón 76,832 millones de pesos; 756,789 millones por ingresos derivados de financiamiento; 381,835 millones por cuotas y aportaciones a la seguridad social y 343,039 millones por transferencias, asignaciones, subsidios, subvenciones, pensiones y jubilaciones.

Los ingresos restantes provendrán de de aprovechamientos, derechos, productos y contribuciones de mejoras.

Primera baja desde el 2017

La madrugada del viernes, la Cámara Baja aprobó un gasto total de gobierno por 6 billones 295,736 millones de pesos, lo que resulta 0.3% menor que lo que se aprobó en el Presupuesto de Egresos de la Federación  del 2020.  Así, el gasto cayó por primera vez desde el 2017, cuando se redujo en 3.9 por ciento.

De esta forma, el gasto aprobado para el 2021 representará 25.2% del PIB.

De este monto, 73% se irá al gasto programable, es decir, aquel que se destina a proveer bienes y servicios públicos a la población. En total, se destinarán 4.6 billones de pesos, 1.3% más respecto a lo aprobado en el 2020.

En este rubro, el gobierno gastará 1.06 billones de pesos en el pago de pensiones y jubilaciones, 2.7 billones en gasto corriente y 829,385 millones de pesos.

En tanto, los 1.6 billones de pesos restantes serán para el gasto no programable, el cual se destina al cumplimiento de obligaciones que tiene el gobierno como pagos pendientes, gastos relacionados con la deuda y los recursos que se transfieren a las entidades federativas.

A detalle, 921,402 millones de pesos se destinarán a Estados y municipios, 723,898 millones al costo financiero de la deuda y 32,096 millones a adeudos fiscales de ejercicios pasados.

Reservas aprobadas para el PEF 2021

Creación de un grupo de seguimiento a los recursos que se designan al rubro de pueblos indígenas.

Se reasignaron recursos al interior de la SEP para las Escuelas Normales de Educación Superior, por 149 millones de pesos.

Se reasignaron 50 millones de pesos al Senado; se obtuvieron de una reducción en el gasto  para Diputados.

Presupuesto de 4.6 millones de pesos al “Programa Nacional de Reconstrucción de Escuelas”.

Recursos del Fondo de Salud para el Bienestar deberán ser entregados para la detección y atención del cáncer infantil.

Se agregó un transitorio que permite que Hacienda asigne recursos para dar continuidad a los proyectos de inversión del 2020 y 2021.

Se aprobó la eliminación de la etiqueta del Ramo 12 Salud del programa “Subsidio para refugios y centros de atención externa de refugios para mujeres víctimas de violencia”. Los recursos se destinarán al programa de salud materna, sexual y reproductiva.

Se aprobó que el Programa de “Escuela Completa” garantice los apoyos de los docentes.

Se añadió un transitorio para que los ejecutores del gasto no paguen los Seguros de Separación Individualizada que no cumplan con las condiciones impuestas en la ley.

Publicidad