A pocos días de que México llegue a 100 mil muertos por covid-19, cifras oficiales del gobierno federal revelan que la pandemia se ha ensañado con los que menos tienen: amas de casa, adultos mayores jubilados y pensionados y desempleados son los segmentos de población en los que más muertes por el virus se registran, pues concentran 51% de los decesos totales por esta enfermedad.

De hecho, a pesar de que las jefas de familia y los ancianos se encuentran hipotéticamente resguardados en sus hogares en atención a las recomendaciones de las autoridades de salud, son ellos quienes más han perdido la vida a causa del SARS-CoV-2, el cual llegó al país el 27 de febrero pasado.

Te puede interesar: Casos de COVID-19 superan los 55 millones a nivel mundial; EE.UU. el país más afectado

Datos de la Secretaría de Salud federal (Ssa) proporcionados a MILENIO en respuesta a una solicitud de información, vía transparencia, revelan que hasta el 9 de septiembre pasado 81% de las defunciones por covid-19 se centraliza en nueve categorías de ocupación, entre las que destacan las amas de casa, los jubilados y pensionados y los desempleados.

Cabe señalar que tanto las jefas de familia como las personas de la tercera edad y los desempleados no cuentan con una fuente significativa de recursos.

Contagios en el hogar

Hasta el 9 de septiembre pasado, la Ssa reportaba que en todo el país habían muerto un total de 68 mil 843 hombres y mujeres por causa del virus.

Así, de las 99 mil 213 amas de casa que hasta esa fecha dieron positivo a una prueba de coronavirus, 17 mil 330 perdieron la vida, lo que representa 25.1 por ciento de las defunciones totales. Esta cifra las coloca como el segmento de población mexicana más afectado por la pandemia, según las cifras oficiales de la Ssa.

De todas las pacientes atendidas por covid que aseguraron que su ocupación es el hogar, más de 10 mil tenían entre 60 y 80 años, mientras que solo 613 eran mujeres de menos de 40 años.

En este segmento de población sobresale el fallecimiento de 49 mujeres embarazadas, quienes representan 30 por ciento de las 163 mujeres embarazadas y en puerperio que se reportaban en la semana epidemiológica 46 (9 de noviembre). De hecho, la Ssa reporta que actualmente el covid es la primera causa de muerte materna.

Desde el inicio de la pandemia se señaló que una de las poblaciones de mayor riesgo ante el covid eran los adultos mayores, debido al envejecimiento de su sistema inmunológico y la presencia en ellos de diferentes comorbilidades.

Los datos de la Ssa confirman que jubilados y pensionados son la segunda ocupación con mayor número de defunciones, equivalente a 16.8 por ciento de las muertes acumuladas en todo el país.

Hasta la primera semana de septiembre, la Ssa registró la atención hospitalaria de 31 mil 220 jubilados y pensionados positivos a SARS-CoV-2, de los cuales 11 mil 552 perdieron la batalla contra la enfermedad, lo que representa 37 por ciento de letalidad.

Debido a que empleados de los diferentes sectores tuvieron que regresar a laborar a sus oficinas e incluso algunos nunca dejaron de asistir, fueron ellos el segmento de población que más se infectó con coronavirus.

No obstante, fueron ellos quienes mejor reaccionaron a la enfermedad, pues solo 6.4 por ciento de los casos positivos falleció. Este sector reportó el contagio de 161 mil 751 personas y la defunción de 10 mil 321 enfermos, lo que es igual a 14.99% de todas las muertes por covid en el país.

En tanto, con una letalidad de 28 por ciento, los desempleados se ubican en cuarto lugar de las ocupaciones con mayor número de fallecimientos, con 23 mil 196 casos positivos y 6 mil 518 decesos.

El número de muertes en este segmento de ocupación representa 9.4 por ciento del total de defunciones.

Así, amas de casa (con 25.1% de las muertes por covid); jubilados y pensionados (con 16.8%), y desempleados (con 9.4%) concentran 51.3% de las muertes totales por coronavirus en el país.

A ellos y a los empleados se suman otros cinco segmentos de ocupación en los que se registraron muertes por covid: con índices más bajos se ubicó a los comerciantes de mercados fijos o ambulantes (con 3 mil 476 defunciones, es decir, 5.05% del total nacional de muertes); choferes (con 2 mil 192 decesos, 3.18%); campesinos (con mil 927 vidas que se perdieron, 2.8%); obreros (con mil 838 defunciones, 2.67%), y maestros (con 613 fallecimientos, 0.89%).

Juntos, estos cinco segmentos de ocupación representan 14.59% por ciento de las muertes acumuladas por covid en todo el país.

Por último, la ocupación con menos casos de contagio es la de dentistas, profesión en la que se reporta que solo mil 227 enfermaron, y de ellas solo 32 perdieron la vida, lo que representa .05 por ciento del total de defunciones, resultado muy por debajo de otros profesionales de la salud.

Publicidad