El gobierno de la República busca darle ‘dientes’ a la Guardia Nacional para el combate a los delitos financieros. Por ello, ya está en marcha el proyecto para la creación de la Guardia Financiera.

Así lo reportó la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) en el Segundo Informe de labores de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Te puede interesar: Traspaso de facultades de SCT a Semar sobre puertos, es inconstitucional, alertan 

Dijo que se está en la primera de tres etapas para crear este nuevo cuerpo de seguridad que será parte de la Guardia Nacional.

Su creación, señala la dependencia federal, busca privilegiar las acciones de inteligencia e investigación orientadas a perseguir y afectar las estructuras económicas de las organizaciones criminales.

Esa acción la realiza la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, cuya labor es meramente administrativa y una vez que detecta anomalías en el flujo de dinero, tendientes al lavado de dinero, tiene que dar parte a la Fiscalía General de la República (FGR) para la integración de las carpetas de investigación.

Gracias a la UIF, por ejemplo, se ha logrado la identificación y judicialización de casos de alto impacto social relacionados con el blanqueo de capitales.

Uno de ellos son los casos Odebrecht o Agro Nitrogenados, derivado de lo cual se detuvo en España a Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, actualmente sujeto a proceso penal.

También se logró la imputación contra Rosario Robles, extitular de Sedesol, quien se encuentra presa en el penal de Santa Martha Acatitla, acusada de la omisión de denunciar o impedir el desvío de más de 5 mil millones de pesos del erario a través de la Estafa Maestra.

Con la creación de la Guardia Financiera se busca que éste tipo de casos sean identificados e investigados por la Guardia Nacional a través de su área de investigación de delitos financieros.

Al 31 de julio de 2020, el proyecto de creación de la Guardia Financiera se encuentra en su primera etapa, consistente en el proceso de elaboración de la normativa que sentará las bases de esta unidad especializada.

En ello hay un trabajo coordinado con las autoridades hacendarias, en especial con personal de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), así como personal de la Fiscalía General de la República (FGR).

Esta primera etapa prevé también la elaboración del proyecto de Reforma al Reglamento Interno de la Guardia Nacional, con el propósito de definir la posición de la Guardia Financiera dentro de la estructura.

También incluye un proceso de cabildeo para presentar el proyecto a los integrantes de las Cámaras del Congreso de la Unión (Cámara de Diputados y Senadores).

Una vez aprobada la modificación al Reglamento deberá publicarse el Acuerdo de Creación de la Guardia Financiera en el Diario Oficial de la Federación.

Esta primera etapa también incluye el proceso de especialización del personal en delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero) en coordinación con la SHCP, la FGR, el Banco de México, agencias internacionales, entre otros.

Según lo reportado por la SSPC, una segunda etapa prevé la elaboración y aprobación de estructura orgánica y la elaboración y autorización de manuales de operación.

Le tercera etapa, contempla ya los informes de resultados de la Guardia Financiera.

La estructura de este brazo de la Guardia Nacional debe estar en operación al 100 por ciento en 2024, precisa la SSPC en el texto.

EL FINANCIERO solicitó una entrevista a la SSPC para ahondar en los detalles de la creación de la Guardia Financiera, pero no hubo respuesta.

Publicidad