(SPI).- El director general de la Comisión del Agua del estado de Veracruz (CAEV), Víctor Manuel Esparza Pérez, confirmó que la administración de Javier Duarte de Ochoa desvió 220 millones de pesos que el Gobierno Federal entregó para obras de agua potable, drenaje y saneamiento.

En ese sentido, desmintió lo dicho por el ex gobernador veracruzano en la audiencia que se celebró el martes de esta semana en la ciudad de Guatemala, quien calificó las acusaciones de la Fiscalía General del estado como irrisorias y vagas.
Recordó que el faltante de los fondos federales se detectó en la revisión que se realizó a las cuentas de la CAEV como consecuencia del inicio de la administración de Miguel Ángel Yunes Linares.

Explicó que el Gobierno de Veracruz y la Federación firmaron convenios por 220 millones de pesos para la ejecución de obras de infraestructura pero la administración de Javier Duarte utilizó los recursos para otros fines.

“Encontramos que hay un faltante de fondos federales que se dispusieron para fines que no fueron los que se marcaron en los convenios, se hizo el hallazgo, se informó a la Fiscalía y la Fiscalía está en el proceso, era para infraestructura de agua potable, drenaje y saneamiento, eran 220 millones de pesos, ese dinero se utilizó para otros fines”, expresó.

Mencionó que otra de las anomalías que se hallaron en la comisión fue se pagaron obras que nunca se iniciaron.

Además, detalló que se detectaron aviadores en la comisión, pues se efectuaron pagos a personas que no laboraban físicamente en las instalaciones.

Incluso, dijo que se reportó el faltante de equipo y herramienta.

“Había gente en la nómina que no estaba físicamente trabajando, obras que se pagaron y no se ejecutaron, faltantes de equipo y herramienta, son varias observaciones”, remató.

Publicidad