(SPI).- El Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) realiza una auditoría especial al Grupo MAS, encargado de la distribución de agua en la zona Veracruz-Medellín, el presidente de la Comisión de Vigilancia en el Congreso local, Juan Manuel de Unanue Abascal.

Dijo que de esta se podrá detectar el pago de sobornos a funcionarios y autoridades del Gobierno de Javier Duarte de Ochoa a que hace mención “Mexicanos Unidos contra la Corrupción y la Impunidad”.

En entrevista, dijo que se informó sobre el presunto pago de 3 millones 754 mil dólares a empresas “fachada” creadas en el Gobierno de Duarte de Ochoa por parte de Odebrecht, a fin de ganar contratos a su favor.

El legislador indicó que se trata de una auditoría técnica, física y financiera, que va de la mano con la revisión que realiza el Congreso del estado derivada de la queja de los usuarios por el mal servicio brindado por esta empresa y que podría resultar en la revocación de la concesión.

“Debemos ver las cláusulas del contrato, que se cumplan a cabalidad y llevar a cabo alguna acción luego de los resultados de investigaciones y auditoría”.

Incluso, dijo que no solo Javier Duarte podría ser señalado por recibir tales sobornos y que alcanzaría al ex gobernador Fidel Herrera.

“Si él (Fidel Herrera) tuvo algo que ver o cualquier funcionario ya sea de él o de Javier Duarte, se castigará a los responsables”.

En otro tema, dijo que se debe investigar a los policías que hicieron un uso excesivo de la fuerza para desalojar a los manifestantes que bloquearon la carretera Veracruz-Cardel el fin de semana pasado.

Reconoció que si bien la demanda de los habitantes del fraccionamiento Costa Dorada es legítima por la falta de agua, no es justificable que bloqueen la carretera.

“Se tiene que investigar qué policías cometieron abusos y golpearon a los manifestantes; estoy en contra de eso, pero también estos en contra de que bloqueen las carreteras, tienen que poner orden, siendo cuidadosos y no cometiendo el abuso de autoridad de Seguridad Pública”.

Publicidad