Ha disminuido la demanda de jóvenes para ingresar a los Seminarios, reconoció el arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios.

El clérigo indicó que cada vez es más difícil que haya quién decida consagrarse para la sacerdocio.

“Sí ha disminuido el ingreso a seminarios, cuesta más trabajo, pero son más seleccionados y hay otras formas (de servir a Dios), como la vida consagrada en familia y esa es la base”.

Anuncios

Dijo que esto se debe a “las condiciones adversas” para el catolicismo”, tales como la inseguridad, las agresiones a la vida e incluso el “laicismo”.

“Cuando hay un ambiente adverso a los valores cristianos, cuando proclaman tantas cosas como si fueran normales como las agresiones a la vida, la igualdad malentendida porque todos somos diferentes y un ambiente secularizado, en ese contexto es más difícil”.

Se quejó porque en la sociedad actual a todo lo religioso la sociedad “lo margina” y eso genera que la vocación de muchos se quede estancada.

“La vocación necesita un espacio y un terreno de cultivo, empieza en el corazón de la persona, pero se necesita un ambiente de familia, la comunidad eclesial”.

Publicidad