Por brindar el servicio de aseo en el Congreso del Estado este 2021, a la empresa Servicios Integrales de Limpieza (SLI) le pagarán 3 millones 901 mil 115.40 pesos, pagaderos en 10 mensualidades de 390 mil 115.40 pesos.

Sin embargo, aunque lleva 2 meses en servicio, SLI sigue sin renovar el equipo de limpieza como escobas y mechudos.

Respecto a los insumos, como el jabón, cloro y otros desinfectantes, son de la peor calidad, afirmaron los trabajadores.

Los inconformes, quienes se manifestaron el domingo pasado durante la Sesión de Apertura del Segundo Periodo Ordinario de Sesiones el Tercer Año de Ejercicio Constitucional, igualmente advierten que sus sueldos podrían ser recortados y no les garantizan prestaciones como aguinaldos o vacaciones.

Aseguraron que por esta razón no han firmado el contrato trimestral que les ofrecen, pues existen una serie de irregularidades que les generan suspicacias.

Refirieron que SLI tiene como domicilio legal en un despacho de asesoría jurídica, en donde temen que los obliguen a firmar “su renuncia”, ubicado en la calle 20 de Noviembre de Xalapa

Los empleados subrayan que no firmarán un contrato con esta empresa propiedad de Jorge Luis Sandoval Landa, hasta que se aclare su situación.

Expusieron que SLI les informó que sólo les ofrece subcontratarlos mensualmente o trimestralmente, de ahí que no existe obligación legal de otorgarles vacaciones o aguinaldos, aunque sí les ofrecen seguro médico.

Inicialmente, en el mes de abril, SLI únicamente les ofreció un contrato mensual sin garantizarles otra prestación que el seguro médico.

Ahora la empresa los citó para los días 03 y 04 de mayo a las oficinas de 20 de Noviembre “con el fin de firmar el contrato individual de trabajo correspondiente al trimestre que comprende del 01 de mayo de 2021 al 31 de julio de 2021”.

Sin embargo, en la fachada de ese lugar se puede observar que se trata de una oficina que brinda “Asesoría Legal” de nombre “Ramírez y Asociados”.

Los trabajadores aseguraron que la empresa “tiene 2 domicilios”, pues inicialmente los citaron en la calle José Ramón García Número 13, en la colonia Herón Proal, de ahí que no acudirán a firmar ningún documento.

Insisten en que están siendo presionados, especialmente la supervisora Mónica Idalia Castillo Rodríguez, a quien buscan despedir porque respaldó sus reclamos ante la empresa.

Los empleados piden anonimato para evitar represalias, afirmando que la empresa tampoco les garantiza los insumos necesarios para cumplir con su labor, pues tienen escobas y mechudos de hace 2 años y desinfectantes de la peor calidad.

Empresa niega arbitrariedades

Por su parte, el supervisor de SLI Carlos Troncoso afirmó que la empresa no quiere afectar a los 17 empleados e incluso buscan contratarlos a todos durante los próximos 3 meses. Además, quieren presentar los contratos firmados ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para garantizar que no se violenta ningún Derecho laboral.

El supervisor señaló que Mónica Idalia Castillo Rodríguez, como representante de los empleados, está dificultando el diálogo para llegar a acuerdos, de ahí que ninguno ha firmado su contrato trimestral, aunque sí aceptaron hacerlo por un contrato mensual en abril.

“Estamos dentro de la normatividad, lo que consagra la Ley Federal de Trabajo y no se están violentando Derechos, ni reducir salarios y ningún tipo de situación que atente contra la normatividad.

“Pedimos que se pongan en los zapatos de la empresa; tenemos un contrato de prestación de servicios con el Congreso y tenemos que cumplir con este compromiso”, añadió el supervisor de SLI.

Aseguró que, aunque se ofrecieron 2 direcciones de la empresa a los trabajadores, la sede oficial es la oficina de 20 de Noviembre, es decir el despacho de asesoría legal.

Publicidad