El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que ya puede iniciar formalmente la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, una vez que se llevaron a cabo las contrataciones pertinentes.

Durante su conferencia de prensa matutina, dijo que la planta será construida para producir en México las gasolinas y dejar de comprarlas en el extranjero.

Agregó que se debe hacer valer nuestra soberanía y no depender del extranjero en un tema tan delicado como es el abasto de las gasolinas.

Aseguró que durante el periodo neoliberal no se construyó ni una refinería, pues había muchos funcionarios corruptos e ineficientes.

Por su parte, la secretaria de Economía, Rocío Nahle, destacó que Dos Bocas tiene una gran importancia por la cercanía, almacenamiento, distribución del crudo y por la existencia de sistemas de distribución de los productos.

Señaló que no se va a construir infraestructura exterior y se contará con combustibles más limpios.

Explicó que la refinería tendrá 17 plantas de proceso y almacenamiento, en donde se producirán gasolinas, diésel, propileno, gas licuado y azufre, por lo que  tendrá una vida útil de operación mínima de 20 años.

La funcionaria dijo que los recursos totales requeridos ascienden a 8 mil 134 millones de pesos, sin incluir escalación ni administración.

Añadió que cinco de seis paquetes ya se licitaron, en los que se estableció que debían tener mano de obra mexicana.

Indicó que tres empresas como mínimo fueron las que participaron en cada etapa, que contaban con probada experiencia en obras de esta magnitud.

Nahle adelantó que las empresas comenzarán a trabajar el 1 de agosto en lo que respecta a la ingeniería de construcción, que es la parte de planeación, por lo que no acudirán al predio.

Dijo que la manifestación del impacto ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) se entregará hasta el 12 de agosto, por lo que no se verá afectada la etapa anterior de planeación.

Publicidad