En Veracruz se ha alcanzado un nivel de brutalidad único en todo el país por parte del crimen organizado para llevar a cabo delitos como la desaparición de personas, mencionó el ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Emilio Álvarez de Ícaza.

Señaló que esto comenzó a presentarse en el sexenio duartista donde hubo una complicidad entre autoridades con el crimen organizado, hecho que aún no ha logrado superarse.

De igual forma, comentó que Veracruz desde el fidelismo comenzó a padecer primero un problema de censura que después se transformó en agresiones hasta llegar a los asesinatos, situación que es única en toda América Latina.

Emilio Álvarez de Ícaza lamentó que Veracruz sea reconocido como el lugar más peligroso para ejercer el periodismo en toda América Latina, así como de los sitios más inseguros en todo el planeta.

“Se crearon instrumentos gubernamentales para combatir esta situación, pero la realidad es que fallaron y siguen fallando, porque se siguen presentando agresiones, no hay sanciones para los responsables, persiste la impunidad y todavía vemos censura desde el gobierno hacia los medios de comunicación”, añadió.

Criticó que la administración de Miguel Ángel Yunes Linares copió los mismos instrumentos de supuesta defensa a favor de los comunicadores que han demostrado no servir de nada.

Publicidad