Tierra Blanca, Ver.  (SPI).- Cuatro ciudadanos murieron calcinados cuando explotó un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el municipio de Tierra Blanca, donde bandas de criminales habían hecho una toma clandestina.

Los hechos ocurrieron entre las comunidades de Cerritos y Mata Planta, donde la explosión también quemó áreas de cultivo que habían sido invadidas por el combustible derramado por la toma clandestina.

Integrantes de la delincuencia organizada dedicadas al robo de hidrocarburo, intentaron extraer combustible de un ducto de Pemex, sin embargo se les salió de control y abandonaron la zona.

Cuando pasaron por el lugar los ocupantes de un automóvil particular y sobrevino una explosión. En el lugar perecieron los cuatro ocupantes del vehículo Nissan Tsuru y la onda de fuego alcanzo áreas de cultivo; en tanto el ducto ardió.

Elementos del Ejército Mexicano acordaron la zona y persona Contraincendios de Pemex y bomberos de las localidades cercanas para tratar de sofocar el siniestro.

Veracruz es el segundo lugar a nivel nacional por el número de Tomás clandestinas y “ordeña” de combustible de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

En los últimos dos años (2015 y 2016), un total de 197 denuncias por robo de hidrocarburo en Veracruz fueron presentadas ante la Procuraduría General de la República (PGR).

Documentos de la Subprocuraduría de Control, Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA) y de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) dan cuenta del número exacto de denuncias penales.

Las querellas han sido presentadas por los representantes legales de Pemex, peor también por las policías Federal, Estatal, Municipales, Ministeriales y por las Secretarías de la Defensa Nacional y de la Marina-Armada de México.

En el año 2015 se tuvo un registro de 82 denuncias penales por robo de combustible; mientras que para el 2016 la cifra llegó a las 112; y hay un apartado especial con tres carpetas de investigación.

Publicidad