Xalapa, Ver. Hace dos meses falleció un veracruzano en Nigeria a causa del COVID-19; sin embargo, sus restos no han podido ser repatriados debido a los costos que significa. 

El director de Atención a Migrantes de la Secretaría de Gobierno (Segob), Carlos Enrique Escalante Igual, señaló que el originario de Tierra Blanca, estaba trabajando en una plataforma cuando se contagió de esta enfermedad.  

Te puede interesar: Se oponen vecinos a construcción de cuartel de GN en parque de Xalapa

Ahora se exige el pago de 12 mil dólares para la funeraria, lo cual dijo es un recurso que el Gobierno de Veracruz no tiene; además, la empresa para la cual trabajaba no se quiere hacer responsable por los gastos del veracruzano, al señalar que tenía 15 días sin laborar. 

“Nosotros no podemos hacer pagos al extranjero, Relaciones Exteriores sí pero también tiene un tope y es ahí donde se nos está complicando la situación terriblemente”. 

Escalante Igual reconoció que hay molestia por parte del Gobierno del estado y que es probable que la Secretaría de Relaciones Exteriores presente demandas en contra del patrón.

“El patrón tiene la obligación de correr con los gastos de traslado del cuerpo las cenizas,el consulado debe obligar a la empresa pero dicen que hacía 15 días que había dejado de trabajar, no cuadra; a lo mejor el señor se enfermó y la empresa lo dio de baja”.

Publicidad